Crema corporal de Té Blanco y Jengibre

$260.00

Nuestra crema no solo embellece, sino que también abraza tus sentidos, proporcionando una experiencia única y renovadora. La frescura del té blanco se mezcla armoniosamente con la vitalidad del jengibre, ofreciéndote un ritual diario que es puro deleite para tu piel.

Disponibilidad: Hay existencias

Paga con:

Contenido neto 250ml

Sumérgete en la experiencia única de nuestra Crema Corporal de Té Blanco y Jengibre, una fusión cautivadora de ingredientes naturales que cuidan tu piel con la exquisitez de la naturaleza. El aceite de olivo, el extracto de avena y la vitamina E se combinan para ofrecerte un cuidado intensivo y embriagador.

La textura suave de esta crema se desliza delicadamente sobre tu piel, proporcionando una hidratación profunda y duradera. Deja que la fragancia envolvente del té blanco y el toque picante del jengibre te transporten a un estado de serenidad y frescura.

Nuestra crema no solo embellece, sino que también abraza tus sentidos, proporcionando una experiencia única y renovadora. La frescura del té blanco se mezcla armoniosamente con la vitalidad del jengibre, ofreciéndote un ritual diario que es puro deleite para tu piel.

 

¿Y SU AROMA ME GUSTARÁ?

Imagina sumergirte en una pausa reconfortante con nuestra Crema Corporal de Té Blanco y Jengibre. El aroma te transporta a un rincón acogedor, donde el té blanco exhala su suavidad elegante y el jengibre agrega un toque cálido y picante.

El té blanco, con sus notas frescas y delicadas, te envuelve como una brisa suave, evocando la tranquilidad de una tarde tranquila. Su fragancia sutil pero persistente te invita a disfrutar de la serenidad que trae consigo, como si estuvieras paseando por un exuberante campo de té.

El jengibre, con su toque especiado y cálido, se entrelaza en la mezcla, añadiendo una dimensión acogedora y energizante. Experimenta la armonía de estas dos notas, creando una fragancia que es tanto calmante como revitalizante.

Cada aplicación de nuestra crema es como sumergirse en una taza de té reconfortante, donde los aromas se mezclan en una danza suave y encantadora. La fusión del té blanco y el jengibre crea una experiencia sensorial única, que transforma tu rutina de cuidado de la piel en un ritual envolvente.

NOS GUSTA POR:

-Su aroma floral.

-Su suavidad y cremosidad.

-La reactivación emocional que nos proporciona.

 

PARA PIELES:

Para todo tipo de piel.

 

PROPIEDADES DE LOS INGREDIENTES:

ESENCIA DE HIGO Y ROMERO: El aroma del romero es estimulante y revitalizante. Por otro lado, el aroma dulce y afrutado de la esencia de higo puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, y a mejorar el estado de ánimo. Cuando se combinan en una crema corporal, estas esencias pueden proporcionar una experiencia aromática relajante. El aroma del té blanco es conocido por ser agradable y refrescante, por otro lado, el aroma del jengibre es conocido por ser cálido y picante, lo que puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. Cuando se combinan en una crema corporal, estas esencias pueden proporcionar una experiencia aromática relajante y beneficiosa para la mente y el cuerpo.

ACEITE DE OLIVO: el aceite de oliva es rico en antioxidantes, como la vitamina E. Estas propiedades hacen que el aceite de oliva sea altamente hidratante, nutritivo y suavizante para la piel. Ayuda a mantener la humedad natural de la piel, mejorando su elasticidad y suavidad. Además, suaviza y calma la piel, aliviando la sequedad y la irritación.

VITAMINA E: Aporta una serie de beneficios para el cuidado de la piel con su aplicación diaria. Es conocida por sus propiedades antioxidantes, que ayudan a neutralizar los radicales libres que pueden dañar las células de la piel. Esto contribuye a prevenir el envejecimiento prematuro y a mantener una piel más saludable y juvenil. Actúa como un agente hidratante, ayudando a retener la humedad en la piel. Esto es esencial para combatir la sequedad cutánea y proporcionar una hidratación duradera, especialmente en áreas propensas a la resequedad.

CERA DE ABEJA: La cera de abeja actúa como un poderoso agente hidratante, atrapando la humedad en la piel y dejándola suave y nutrida durante todo el día. Gracias a su capacidad para formar una barrera protectora en la piel, la cera de abeja ayuda a mantenerla a salvo de los efectos dañinos del entorno, como el viento y el frío. Sus propiedades emolientes y suavizantes alivian la irritación y el enrojecimiento, proporcionando una sensación calmante y confortable en la piel. La cera de abeja estimula la regeneración celular, ayudando a reparar la piel dañada y a prevenir el envejecimiento prematuro. La presencia de cera de abeja en crema corporal crea una textura rica y untuosa, que se desliza suavemente sobre la piel, dejándola envuelta en una sensación de lujo.

EXTRACTO DE AVENA: La avena es conocida por su capacidad para hidratar en profundidad, dejando la piel suave y sedosa al tacto. Sus nutrientes esenciales penetran en la piel, proporcionando una nutrición intensiva y ayudando a restaurar su equilibrio natural. El extracto de avena tiene propiedades calmantes que ayudan a reducir la irritación y la inflamación, dejando la piel calmada y revitalizada. La avena contiene antioxidantes que combaten los radicales libres, protegiendo la piel del envejecimiento prematuro y los daños ambientales.

 

INGREDIENTES PRINCIPALES:

Agua destilada, aceite de olivo, cera de abeja, extracto de avena, vitamina E, esencia de té blanco y jengibre.

 

FORMA DE USO:

  • Limpia y seca tu piel antes de aplicar la crema.
  • Toma una cantidad adecuada de crema en tus manos.
  • Masajea suavemente sobre tu cuerpo, enfocándote en las áreas más secas o deshidratadas.
  • Disfruta de los delicados aromas de lavanda mientras la crema se absorbe en tu piel.
  • Úsala diariamente para mantener tu piel hidratada, suave y perfumada.
  • Para una experiencia aún más relajante, aplícala después de un baño o antes de dormir.
  • Recuerda guardar la crema en un lugar fresco y seco después de cada uso.

CADUCIDAD:

1 año después de abierto.

 

PRECAUCIONES

  • Evita el contacto con los ojos. En caso de contacto accidental, enjuaga con abundante agua.
  • Realiza una prueba de sensibilidad en una pequeña área de tu piel antes de usarla por primera vez.
  • Si experimentas irritación o enrojecimiento, suspende su uso y consulta a un médico si es necesario.
  • Mantén fuera del alcance de los niños.
  • No ingerir la crema. Es solo para uso externo.
  • Consulta a un profesional de la salud si estás embarazada, en periodo de lactancia o tienes alguna condición médica.
  • Almacenar en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar directa.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Scroll al inicio
Open chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿cómo podemos ayudarte?